Salamanca y el Renacimiento (y XVI)

SALAMANCA Y EL RENACIMIENTO



wikipedia
Teresa de Cepeda y Ahumada, SANTA TERESA DEJESUS, nació en Ávila, en 1515, y después de morir en Alba de Tormes (Salamanca), en 1582, fue enterrada en Ávila, pero conociendo este hecho el Duque de Alba, hizo gestiones en Roma fruto de las cuales finalmente sus restos regresaron al Convento de la Anunciación de la Villa Ducal salmantina.

Fue religiosa y escritora mística. Como religiosa su figura destaca por ser la que llevó a cabo la Reforma de la Orden del Carmelo, fundando la orden que se conoce como Carmelitas Descalzas de Nuestra Señora del Monte Carmelo, caracterizada por la austeridad, la pobreza y la clausura. Entre los años 1570 y 1573, fundó en Salamanca el séptimo convento y seguidamente el de Alba de Tormes, redactando por entonces en la capital salmantina, obedeciendo a su director espiritual el jesuita Ripalda, el “Libro de las fundaciones”.

Sus trabajos literarios amplios y de extraordinaria repercusión en el campo de la mística española y europea, traducidos a varios idiomas, abarcan la poesía lírica-religiosa, obras místicas de carácter didáctico, escritos breves y sueltos, y abundantes cartas publicadas en diferentes epistolarios. El catálogo de su obra lo componen títulos como: “Vida”, “Camino de la Perfección”, “Meditaciones sobre los Cantares”, “Moradas”, “Relaciones espirituales”, “Exclamaciones”, “Libro de las fundaciones”, “Constituciones”, “Visita de Descalzas”, “Avisos”, “Ordenanzas de una cofradía”, “Apuntaciones”, “Desafío espiritual”, y “Vejamen”. Teresa de Jesús al escribir tal como hablaba, origina que en su labor literaria se resienta la sintaxis, pero en cambio hace que su estilo sea inimitable, lleno de gracia y espontaneidad.

El 4 de marzo de 1922, la Universidad de Salamanca, en sesión del claustro ordinario, presidido por el entonces vicerrector, Miguel de Unamuno, tras oír el dictamen de la comisión de claustrales leído por el profesor de literatura, doctor García Bouza, por aclamación, se acordó conceder a la santa abulense el título de doctora honoris causa de la universidad, y celebrar un acto literario en su honor. Este se llevaría a cabo con la máxima solemnidad y brillantez en el paraninfo el 6 de octubre de 1922, en el que el propio rector, doctor Maldonado, en un excelente discurso expuso los méritos de la santa. En 1970, asimismo, por el Papa Pablo VI, fue proclamada Doctora de la Iglesia.

Serie de RTVE Teresa de Jesús


1 comentario:

  1. Estamos en los #Premios20Blogs con nuestro #blog y #Facebook http://bit.ly/1vy6byo si te gusta votalos. El tuyo lo tengo en cuenta. Gracias.

    ResponderEliminar

ir arriba